Translate

miércoles, 1 de febrero de 2017

COSAS QUE ME GUSTAN

En invierno hay muchas cosas que no me gustan. Podría citar varias, entre ellas este frío intenso que hace que vaya encogida la mayor parte del tiempo, el viento mezclado con lluvia que me hacen tener mala cara y mal carácter y la gripe, los virus y los resfriados, que está semana han invadido a mis niños y que hacen que mis días sean un poquito más caóticos y desorganizados. Además y sobre todo por lo mal que lo pasan ellos con la fiebre y el malestar. 
En fin, que el invierno es así tiene esas cosas que no me gustan nada y sin embargo también hay otras que cada vez me gustan más, como son:

-Las infusiones: me estoy aficionando a ellas y me tomo al día tres, por la mañana en el desayuno, después de comer y después de cenar. Empiezo el día con un Té Chai y especias que está delicioso, me lo hago en agua y después añado leche de avena. Es muy, muy rico. El resto, los voy variando y alterno Rooibos de Vainilla o de Ciruela, o me preparo la infusión de Jengibre de la que ya os hablé, o tomo tila, tomillo o manzanilla, según me apetezca. 
Hay tantas opciones, que cada poco, me hago con novedades y todas me gustan. 
En invierno, no hay nada más gustoso que una taza calentita con una rica infusión. De hecho estoy consiguiendo salir de mi adicción a la Coca Cola sustituyéndola por esta nueva afición mucho más sana y menos calórica.

-El aceite de árbol de té: ya os hablé de él hace un tiempo. Entre las madres es muy conocido como preventivo de piojos, pero tiene otras muchas propiedades de lo más interesantes y útiles. 
El día 21 de Diciembre mi hija vino a casa con las notas de Navidad y con la cabeza ocupada por unos cuantos intrusos. Nunca antes habíamos tenido piojos en casa y yo casi me vuelvo loca luchando contra ellos. Es una guerra dura y persistente que afortunadamente conseguimos ganar. 
Pues bien, me hice con un bote de auténtico aceite de árbol de té australiano (además de con una liendrera profesional con rayos ultravioletas...ese es otro tema) y madre mía!!, lo utilizo para todo. Es antiséptico, anti-inflamatorio, anti arrugas, anti acné, en fin, anti todo!! 
Ayer, sin ir más lejos lo usé para lavar esas toallas que ya habían cogido mal olor y han quedado como nuevas. 
Para los sabañones de mis manos también va de lujo. 
Ah! y si pones unas gotitas en tu champú además de prevenir pipis obtendrás un brillo extra y tu pelo quedará mucho más sedoso y sano.
Por cierto, es muy barato. 

-Las últimas rebajas, esos precios de tercera oportunidad, ahí yo siempre encuentro buenas gangas. Qué gran sensación esa de venirte con ropa a precios de risa, subidón total. Y, sí, a pesar de estar todo desordenado y que para más inri tienes la nueva temporada toda colocadita guiñándote un ojo, si no te dejas seducir y buscas, encuentras.

-La ilusión de tener proyectos nuevos laborales muy interesantes, el miedo a salir de la zona de confort pero a la vez la emoción de hacerlo y es que este invierno ha habido y va a haber muchos momentos de este tipo que a mi me dan la vida...

-Los juegos de mesa en las tardes de lluvia y frío. Los Reyes Magos nos ha provisto de dos juegos muy chulis para toda la familia y hasta Guillermo juega con nosotros. Pasamos ratos estupendos y la verdad es que no hay plan mejor que estar en casita y en familia, mientras fuera el tiempo es tan desapacible.

-Empezar la operación "cuerpo decente para este verano", que ya no hablo de operación pibón, con que sea decente me conformo... No se si este año lo lograré, pero en estas fechas yo me lo propongo muy en serio y me gusta la sensación de creérmelo. 

-Los sombreros, gorras y boinas en todas sus variantes además de los abrigos peludos y calentitos. Lo mejor del invierno sin duda...

Y por hoy os dejo con estas fotos compuestas por ropa de otras temporadas. Espero que os guste y que podais haceros seguidores por aquí y por instagram: @lucybertolucchi













Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers