Translate

jueves, 30 de junio de 2016

REALITY BITES

Como bien decía Karina, "cualquier tiempo pasado, nos parece mejor" y el otro día leyendo una revista de moda, en una de sus secciones hablaban del neogrunge, que venía a ser un revival de la tendencia extendida durante los años noventa. 

Recuerdo con añoranza los estilismos que por aquel entonces vestíamos y es que he de admitir que a mi me chifló ser un pelín grunge, durante aquellos maravillosos años.
Pelo largo con raya en medio y a la cara, camisas de cuadros, botas martens, gorros de lana, vaqueros rotos y minifaldas escocesas, sin duda mis preferidas. 

Mi primera compra en Stradivarius fue una falda de cuadros escoceses en rojo, en forma de A con botones delanteros e indecentemente corta. Mi forma de combinarla era con calzas por encima de la rodilla y botas estilo Martens (nunca llegué a tener las originales), pelo enmarañao, eso sí, siempre limpio, que yo no llegué a ser una grunge al cien por cien...

Me volví loca viendo la película Reality Bites y fue entonces cuando mi armario se llenó de vestidos a lo Winona Ryder que siempre llevaba con botas militares y lo chicos me gustaban a lo Ethan Hawke, con greñas y desaliñados, eso sí, limpios por favor!

El caso es que la sección de tendencias de esa revista que hojee días atrás, con imágenes de River Phoenix, Kate Moss y los estilismos de la época no hizo más que trasladarme al pasado, a los minis de Agua Loca del Gato, bar mítico de Ciudad Real, los bailes dando tumbos de un lado a otro al ritmo de "Smells likes teen spirit" de Nirvana y esa falda de Stradivarius, que por cierto, ojalá aún me entrase...

Recuerdo especialmente un verano, no recuerdo el año, pero fue aquel en el que descubrí la serie "Es mi vida". La emitían cada día a las 15.30 en Canal Sur y me hice fiel seguidora. Disfrutaba cada capítulo de una manera muy intensa y además de la trama con la que me sentía muy identificada, imaginaros, amores no correspondidos de adolescentes, adoraba todos y cada uno de los estilismos de la protagonista: Ángela. Que manera más fantástica de combinar las camisas de cuadros con vestidos, tenía aquella chica. 

Ese también fue el verano que por casualidad descubrí Reality Bites, en el videoclub de mi barrio y desde mismo instante que vi por primera vez aquella película supe que sería una de mis favoritas. 

Dicen que los noventa, a nivel estilístico vuelven y yo no puedo estar más feliz por ello, esa tendencia quedó marcada en mi, eso sin duda.
Y para recordar, sobre todo para aquellos que seáis de mi quinta, os dejo con estas imágenes. ¡A mi me traen tantos recuerdos! 

Feliz viernes, amigos.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers