Translate

jueves, 22 de enero de 2015

ACEITE DE ÁRBOL DEL TÉ

Ya os he contado muchas veces que mi pelo no es de una excesiva calidad y además, añadido a eso, tengo unas manos poco propicias para la peluquería.
Descubrí hace unos meses, de manera casual, el champú de la marca Aussie. Cuesta unos 6 euros y se encuentra fácilmente en cualquier droguería, hipermercado etc.
Me gustó muchísimo y desde entonces es el number one para mi. Empecé utilizando uno que venía destinado a cabellos encrespados, pero después descubrí otro de uso diario y es con el que me he quedado sin duda. Mi pelo es graso y lo he lavado siempre todos los días con el consiguiente engorro que me supone eso cada mañana y más aún si tengo que preparar a dos niños para poder salir de casa a las 8,45.
Desde que utilizo este champú he podido reducir esos lavados a un día sí, un día no. Vale, se que aún es mucho, pero sin duda es un logro para mi.
Además, no solo me aguanta el pelo más tiempo limpio, también noto que lo tengo más fuerte y sobre todo más brillante.
Ahora os voy a contar mi pequeño truquillo. Tanto en el cole de Alma como en la guarde de Guillermo no hay mes que no recibamos la circular informando sobre esos pequeños bichos que andorrean por las cabezas: piojos!!. Afortunadamente aún no han llegado a mi casa pero para prevenir utilizo siempre unas gotitas de aceite de árbol del té

que parece ser que es super efectivo para que esos bichos asquerosos no vayan a mis niños.
El procedimiento es el siguiente: en el champú habitual pones unas gotas y te lavas como siempre. Pues bien, desde que yo lo utilizo he notado que mi pelo luce más sano y resplandeciente. Podría achacarlo a otros factores pero es que ha coincidido empezar a usar el árbol de te con notar mejoría en mi cabello, así que creo que algo tiene que ver.
Os animo a probarlo, igual no os sirve de nada, pero eso sí, estaréis libres de pipis...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers