Translate

domingo, 18 de enero de 2015

NEW: NEW BALANCE

Desde que soy madre no recuerdo un mes de Enero en el que no haya tenido a mis hijos enfermos. Enero y Febrero es temporada alta de virus en mi casa. La verdad es que la cosa suele comenzar en Navidad y se alarga hasta bien entrado el mes mas corto del año, que a mi se me hace eterno. Este año no iba a ser diferente y aunque Alma esta estupenda (por favor, fuerzas del bien o del mal, no me castiguéis por decirlo), Guillermo no levanta cabeza.
Creo que esto de tener a los niños malos en estas fechas es un mal bastante generalizado, el otro día, una amiga madre de tres hijas, nos escribió en el wasap del grupo que su marido vomitaba, su hija mayor vomitaba, su hija mediana vomitaba y su pequeña tenía tos y fiebre. Preguntamos que como se encontraba ella y solo pudo contestar: supongo que bien.
Me he dado cuenta en estos años de maternidad que enfermar es un lujo que no nos podemos permitir las madres, en mi caso es como adquirir un bolso Chanel, algo así. Aun recuerdo hace un par de años que desgraciadamente me contagie de gripe. A base de medicación tiraba de niña, casa etc pero una tarde a eso de las siete le pedí al papa que se encargara de Alma para que yo pudiera acostarme un rato. Me encontraba fatal. No se si habían pasado diez minutos o quizá menos cuando padre e hija estaban metidos conmigo en la cama!!!
Con esto y con el ejemplo de mi amiga Alicia y de tantas otras mujeres, a lo que voy es que las madres estamos hechas de otra pasta. De una con la que aguantamos lo que nos echen, ya sean noches sin dormir, media casa con virus etc etc. Si hago memoria creo que durante los años en los que viví en casa de mis padres puedo contar con los dedos de una mano las veces que mi madre ha estado  en cama recuperándose de alguna enfermedad..
¿Sabéis que?A veces fantaseo con coger un pequeño resfriado, nada grave por supuesto, y pasar una tarde entera tumbada en el sofá con una mantita viendo películas y series. Tomando chocolate caliente cubierto de nubes dulces y con un caldo rico de mi mami ir directa del sofá a la cama.
Esta claro: es un lujo que no me puedo permitir....

-Vestido: Hym (old)
-Bufanda: Zara
-Zapatillas: New Balance








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers