Translate

viernes, 16 de enero de 2015

JUMPSUIT Y RAYAS

Hoy voy a hablaros de un lugar al que acudo casi cada tarde con mis hijos y que considero un sitio maravilloso: la biblioteca de mi barrio. 
Cada tarde, cuando Guillermo y yo recogemos a Alma, vamos a una zona intermedia entre mi casa y el colegio que tiene un parque infantil y además un Centro Social con biblioteca, una pequeña pero extremadamente acogedora.
Si el tiempo acompaña, solemos merendar en los columpios, los niños rodeados de amiguitos y yo echando un buen rato con las mamás que allí nos juntamos, y después viene lo mejor, pasamos a la biblioteca, un lugar tan confortable que nunca apetece marcharse. Es pequeñita, está gestionada por un encanto de señora, dulce, cercana, vamos compuesta de todos los ingredientes que ha de tener una persona que trabaje en un lugar mágico. Los niños, pintan, cogen, miran y remiran libros de todos los tipos y edades, todos ellos infantiles, y nunca falta nada: colores, hojas para pintar, dibujos para colorear, tijeras, rotuladores...
Los lunes tienen planificada una actividad preciosa llamada Bebeteca; dirigida a niños de 0 a 3 meses. El año pasado Guillermo siendo bien pequeño disfrutaba muchísimo con los cuentos y canciones que durante aproximadamente una hora allí se sucedían. Los papás, durante ese rato, acompañábamos a nuestros pequeños no sólo de manera presencial, si no bien activos, cantando, jugando y sobre todo pasándolo genial. Si vierais a Guillermo, no sabía andar, y sentado en una alfombrita se quedaba alucinado escuchando las historias que nos contaban y una vez terminadas aplaudía emocionado!!
Los miércoles el cuento va destinado a niños a partir de cuatro años y en esta actividad ya no podemos estar los padres. Alma se queda junto a sus amiguitas viviendo ese cuento maravilloso que la deja embelesada. Es un rato, en el que yo aprovecho para poder disfrutar y jugar dedicada en exclusiva a Guillermo. Cuando la actividad termina, los papas y hermanos pequeños nos unimos y volvemos a nuestra rutina de pintar, recortar y lo que se tercie.
Creo que pasar nuestro tiempo de ocio en sitios así sólo puede hacer bien a nuestros hijos, incentivamos la lectura, los acostumbramos a pasar tiempo con amigos rodeados de cultura y sobre todo incentivamos su imaginación.
Este maravilloso rincón lo descubrí el año pasado y nos hemos hecho familia asidua a él. Me agobiaba un poco que poder hacer con los niños durante las tardes de invierno. Con el frío es casi imposible estar en los parques y me daba pena meterlos en casa sin hacer nada estimulante para ellos. Descubrir la biblioteca de mi barrio fue una salvación y no puedo dejar de elogiar el buen trabajo que allí se hace.

Con respecto a mi look, nada nuevo y además fotos con mala calidad, por dios si son de móvil ( vaya mier... blogger soy!!!). De hecho ni las iba a poner, pero mira que queda soso el post así sin una mala imagen!
Cómo sabéis, me cuesta la vida hacerme fotos. Durante la semana es imposible, los horarios de mi fotógrafo no son compatibles con la modelo que es la menda, y cuando estamos juntos o es de noche o una no está para fotos. Lo dejamos para los fines de semana. Con suerte puedo sacar tres looks: viernes, sábado y domingo. Pero como os digo, eso con suerte....












Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers