Translate

viernes, 30 de enero de 2015

CAMISETA RAYAS

Hoy se me ha he hecho muy tarde, y me hubiese gustado contaros algo, cualquier cosa de las mías, de las que componen mi vida, mis momentos, mi día a día. Lo dejaremos para la semana que viene. Mientras tanto os deseo un feliz fin de semana, que los disfrutéis de la mejor de las maneras y agradeceros siempre vuestras visitas y comentarios.







-Falda y camiseta: Pull&Bear
-Botas: Prado Condado
-Abrigo: Zara

jueves, 29 de enero de 2015

BOTAS ALTAS

Las botas altas han tomado fuerza durante este otoño-invierno. Los botines, mocasines, oxford y calzado más masculino cobraron protagonismo este tiempo atrás relegando un poco a la bota alta que vuelve sobre todo en versión XL.
Combinan de escandalo con vestidos estilo boho, faldas cortas en forma de A y con largo midi.
A mi me gustan planas, de ante y con un largo superior a la rodilla pero sin ser extra large. Admito que con tacón cuadrado quedan también ideales.
Con respecto al color, me decanto por las típicas negras pero sin duda el tono que me tiene totalmente cautivada es el granate o guinda y el taupe (híbrido entre camel y gris que combina con todo).
Quisiera atreverme a llevarlas sin medias o con calcetines muy largos, pero desgraciadamente mi atrevimiento no es compatible con mi grado de aceptación del frío. En tierras manchegas, hace mucho y no me veo yo en piernas en pleno Enero. Sin embargo os confieso que me encanta ver imagenes de Street Style con faldas minis, botas altas y piernas al aire. 
Para el día a día, unos skinny jeans dentro de unas buenas botas altas hasta la rodilla y un jersey oversize bien gordito es sin duda una de la mejor manera de pasar el invierno si además le añadimos un abrigo grandote y estiloso.
Cómo veis me declaro fan absoluta de este tipo de calzado y os muestro unas imágenes de este pasado fin de semana con estas botas que ya conocéis.
Mi consejo: haceros con unas estas rebajas, estoy segura que el otoño que viene seguirán pisando fuerte. 

Mi look: todo de otras temporadas












miércoles, 28 de enero de 2015

BOYFRIEND JEANS

No son nuevos, llevan varias temporadas con nosotros y he deciros que a mi me gustaron desde el primer momento. No es que me considere una pionera en esto de la moda, ni mucho menos, pero antes de que las tiendas comenzaran a hacer este tipo de tejanos para chicas, a mi me hacia gracia coger los de mi marido, novio por aquel entonces, y con un cinturón y vueltas en el bajo, siempre añadiendo un buen tacón, salía a la calle la mar de feliz.
Ahora no sólo podemos verlos combinados con taconazo, quedan también genial con Converse, zapatillas más de deporte, botines, en fin cualquier calzado  siempre y cuando nos sintamos con ellos femeninas y sobre todo guapas.
Una de mis mezclas preferidas con este tipo de jeans consta de camiseta de rayas con trench. Creo que es una combinación que nunca falla.
¿Donde podéis encontrarlos? Casi todas las marcas de jeans los tienen pero a mi especialmente me gustan los de H&M y Zara. Buen precio y diseño chulo. Ahora ando en búsqueda y captura de unos boyfriends en blanco, ¿verdad que son geniales?
Os voy a poner fotos mías recordando cómo he combinado estos pantalones en diversas ocasiones. 
También os dejaré una selección de looks que he ido encontrando en internet y que os pueden ayudar a inspiraros a la hora de utilizar los Boyfriends. 
¿Os animáis?. ¡Yo siempre!






























martes, 27 de enero de 2015

BOTAS TAUPE

Hay dos cosas que han cambiado en mi de aquí a unos años atrás. La primera es que nunca salgo de casa sin al menos un poco de BB cream y colorete. La otra es que paso más tiempo con zapatillas de deporte que con cualquier otro calzado.
Hasta hace un par de años, eran pocas las ocasiones en las que yo me maquillaba para salir de casa. Los días de diario con la cara limpia y mi hidratante era suficiente. Ahora no. Necesito aunque sea sólo para llevar a los niños al cole y luego volver a casa, unificar mi piel. No creo que ahora tengo peor cutis que antes, pero si que me he vuelto más exigente y es imprescindible dar la sensación de buena cara. Verme mejor hace que también me sienta mejor. No tardo nada en añadir ese cuidado especial y la mejoría es más que evidente.
Mi otro cambio es con respecto al calzado. Jamás iba con zapatillas de deporte. Las utilizaba única y exclusivamente para eso, hacer deporte, o para ir al campo. El hecho de que la moda las haya integrado en estilismos de calle, combinando deportivas con abrigos, vestidos, y pantalones que no son tejanos, han hecho que yo cada vez me vaya acostumbrando más a vestirme con ropa que no es deportiva y añadir mis zapas para dar un toque, digamos diferente. Si a eso le añadimos la comodidad que me supone pues imaginaros lo fan que soy de esta tendencia.
El otro día hablando de esto con una amiga, me dijo que una vecina suya que tiene setenta años aún lleva unos altísimos tacones. Ella le pregunto como tenía valor para tirar de semejantes zancos y ella le respondió que si se bajaba de ellos sabía que jamás volvería a ponérselos y que es esa sería su decadencia. Eso me hizo pensar y decidí rescatar estas botas con tacón que me he puesto poquísimo y durante la semana pasada no me las quité. He de admitir que el primer día moría de ganas de sacármelas y enfundarme mis New Balance pero aguanté un día tras otro y terminé acostumbrándome. Eso sí, yo seguiré fiel a mis deportivas aunque me voy a obligar, de vez en cuando, a subirme en un buen tacón por que la sensación es positiva, (quitando el dolor de pies, claro), te sientes femenina, poderosa y eso de vez en cuando se necesita.








lunes, 26 de enero de 2015

BOHO

¿Cómo ha ido el fin de semana? el nuestro estupendo, en familia, sin nada programado pero disfrutando del buen tiempo que nos ha acompañado. A pesar de haber estado muy agusto, sin ningún niño malo (que no es poco), sin motivo aparente, el sábado por la noche tuve un recuerdo que me provocó mucha añoranza. No hace tanto tiempo, a eso de las nueve de la noche, empezaba cada sábado en casa de mis padres, un ritual: el de arreglarme para salir. A esas horas solía estar llena de ilusión por lo que la noche me fuera a deparar, por juntarme con mis amigas y ponernos al día y elegir el modelito que esa noche me iba a poner. Cenaba, me duchaba, vestía,  maquillaba y antes de salir pasaba por mis estilistas personales: mis padres. Daba igual lo acertada o no que hubiese estado en esa ocasión con el look. Mi padre siempre decía la misma palabra. Tras yo preguntar: "Papá, ¿que tal estoy? su respuesta, sin excepción, era: "arrebatadora". Y yo tan contenta que me marchaba a pasar un buen rato, sin preocupaciones, excepto lo mucho que al día siguiente tenía que estudiar.
No han pasado tantos años desde aquella época y sin embargo a pesar de sentirme joven, llena de ganas de salir, disfrutar, viajar, en definitiva de hacer cosas, soy otra persona. Soy adulta. Si tengo pendiente una salida nocturna, valoro mucho los pros y los contras de trasnochar. Ahora disfruto del día, de madrugar y dar grandes paseos con mis niños y sobre todo de acostarme prontito. 
Este sábado a eso de las nueve estaba maquillándome pero no para salir: jugaba con mi hija, estuve bailando, pero no en un local de moda: encima de una alfombra con los niños y me puse un modelito para ese "saturday night": mi pijama más cómodo...
La vida son etapas y aquella ya pasó aunque eso no quita que la recuerde con nostalgia.

Mi look: he rescatado mis pantalones de campana que ya alguna vez me habéis visto por aquí y los he combinado con un vestido que en esta semana lo vereis tal cual, mi abrigo más peludo y mi sombrero que tanto uso estoy dando este invierno.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers