Translate

sábado, 13 de diciembre de 2014

NIÑOS

Hay días que alucino con mis hijos. Yo no se si las que sois madres sufrís también de lo mismo, pero mis niños tienen la terrible costumbre de no dejarme hacer nada. Os pongo un ejemplo: ellos están haciendo manualidades, super entretenidos, yo estoy con ellos, simplemente supervisando, de hecho, la niña no deja que yo interceda en sus trabajos. Bastase que decida coger el ordenador para, un suponer, preparar un post cuando de repente son conscientes que estoy haciendo algo mio y vienen a mi. Buscan mi atención de una manera desesperada, no permiten que yo me entretenga con otras cosas que no sean las suyas y hay días que todo eso me molesta bastante. Dejo mis quehaceres para momentos como: "cuando se duerman", "cuando hagan siesta" y en realidad me autoengaño pues se que cuando se acuesten la menda irá detrás y al final mis cosas se irán quedando aparcadas un día tras otro....
Cómo os digo hay momentos en los que esta situación me fastidia bastante y otros en los que pienso en lo que una buena amiga me recuerda casi cada día: son etapas y lo que hoy nos resulta agobiante dentro de unos años lo echaremos de menos. Cuando mis hijos entren en esos momentos en los que evitaran a mama yo me acordare de estos en los que el apego a mami es total. Así que en lugar de enfadarme voy a disfrutar de esa manera suya de querer tenerme siempre a su lado. Soy afortunada por que a fecha de hoy soy 100 por cien mama y puedo estar a tiempo completo con ellos, aunque eso suponga a veces (muchas veces) momentos de stress intenso.
Y ahora un look, esta semana he podido actualizar con el mínimo que yo me tengo propuesto y que la mayoría de las veces me resulta imposible.
Todo con prendas de otras temporadas y os pido perdón por la calidad de las fotos, son de móvil pero a veces es imposible tener la cámara a mano...







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers