Translate

domingo, 7 de septiembre de 2014

ADIOS VERANO


A falta de dos días para el comienzo del nuevo curso escolar, me apetece hacer repaso de este verano. Puedo calificarlo como muy bueno a pesar, o mejor expresado, por suerte, comencé a trabajar en junio. Tras la alegría inicial por haber vuelto a la vida laboral tras unos meses de parón, pensé que el verano pintaba un poco rollo al no poder tener todo el tiempo disponible para mis retoños pero nos hemos organizado muy bien y además de estar cada tarde disfrutando de jornadas piscineras, también hemos podido escaparnos unos días en Julio a la playa y otros días en Agosto a Segovia. Lo mejor de estos meses: ver a mis hijos jugar (y pelarse también) juntos. Lo peor: lo desastre que tengo la casa. Da igual que limpie o recoja mil veces al día que ahí están ellos para dejarlo todo hecho un desastre... Si comparo como era Guillermo el año pasado durante estos meses y cómo está ahora, alucino con la evolución humana. He de deciros que soy inmensamente feliz de ver a mi familia completa. Nos encanta estar los cuatro juntos, organizar planes y hemos disfrutado de cada momento de este verano. Es cierto que todos esos planes estaban siempre relacionados con el ocio para ellos y aunque es verdad que nosotros, los papis, también necesitamos hacer otras cosas, de momento nos luce más un plan familiar que planes adultos.

Y si me preguntáis si me apetece la vuelta el cole? no os puedo engañar, si me apetece que las rutinas empiecen para todos. Creo que los niños también lo necesitan y Alma en concreto lleva unos días deseosa de comenzar sus clases y estrenar uniforme. La vuelta a horarios, hábitos y en definitiva rutina hace bien a los pequeños; que los míos ya estas últimas semanas estaban un poco más descontrolados de lo habitual.

Cómo os digo, quien más va a notar la vuelta a la normalidad de los cachorros va a ser mi hogar que al menos se mantendrá en buen estado unas pocas horas hasta que ellos hagan de nuevo acto de presencia.

Ah! Guillermo ha empezado la guarde y sólo puedo deciros que aún está adaptándose y dudo de si algún día lo conseguirá del todo....

Con respecto a mi look, llevo de nuevo la camisa que compré en rebajas en Sfera, cómo mola que una prenda te la pongas muchas veces y combinada con diferentes cosas. No tiene sentido comprar algo que sólo te pones una vez o que sólo combina con un look único. Te terminas cansando y relegas esa ropa al fondo del armario...
La falda tiene mil años y es de Zara (otra de esas prendas que nunca pensé que volviera a caber tras el parto de Guillermo)
Sandalias de HyM que también tienen sus años.
Os gusta el look?








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers