Translate

lunes, 1 de julio de 2013

crochet shorts

Todo es diferente con un segundo hijo. No se vive igual ni el embarazo ni tampoco el postparto, cuarentena o cómo se denomina en obstetricia: puerperio.
Si este periodo con Alma fue durísimo, lleno de miedos y con la sensación de que mi vida, tal y cómo la conocía se había acabado para siempre, ahora estoy llevando esta etapa con una serenidad y con una felicidad increíble. Estoy disfrutando de Guillermo así tan bebe, pues con Alma deseaba que pasara el tiempo rápido para verla más mayor y que mis terrores se fueran mitigando. También es cierto que estoy agotada, que no paro ni un segundo y que las primeras semanas han sido un infierno. Yo físicamente estaba hecha un asco y a eso había que añadir la pena que me daba ver que Alma no llevaba muy bien la llegada de su hermanito al hogar. A pesar de todo , este postparto a nivel emocional ha sido bastante mejor que el anterior y es que nadie te cuenta lo duro que es cuando llegas a casa con tu criatura entre los brazos sin tener ni idea de que hacer con ella. Tus hormonas no ayudan a estar estable y además tu físico no tiene nada que ver a como eras antes de...vamos que estas hecha unos zorros y encima un pequeño ser te necesita.  Un horror!!
Con respecto a mi físico, tengo 15 kilos más de mi peso habitual y aunque para seros totalmente sincera me da rabia verme así y no caber en mi ropa, he apostado por la lactancia materna por que en esta ocasión está siendo un éxito. Dando el pecho yo no adelgazo ni un gramo, pero voy a seguir amantando a mi bebe por que es lo mejor que le puedo dar, mi línea puede esperar.







Todo lo que llevo es de HyM, excepto los zapatos que son de Zara.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+ Followers