martes, 11 de diciembre de 2012

GRIS + CAMEL

Durante el pasado puente se puso en marcha el alumbrado y la decoración navideña de mi ciudad. Un poco pobre, eso sí, pero así están las cosas y tódo lo que sea ahorro bienvenido! 
Alma este año comienza a ser consciente de la parafernalia navideña y cómo a su madre, todo lo que sea lucerío y algarabía la vuelven loca. Hemos salido cada día a ver las luces y sobre todo a montarla en el tiovivo que cómo cada año ponen en la plaza, bueno cómo cada año no, por que precisamente este que es el primero que monto a mi niña, lo han traído de dimensiones reducidas y no sabeís el follón que se arma cada vez que hacemos amago de subir a la criatura. 
Lo último vivido, fueron dos abuelas haciendo barrera para que el nieto eligiera el caballo que subía y bajaba (no todos lo hacen) impidiendo que el resto de mortales pudiéramos acceder a cualquier asiento, que a mi me era indiferentes si nos tocaba caballo, pato o trineo! Pero no, las señoras dejaron paso libre sólo y exclusivamente hasta que su nieto decidió donde prefería pasar su viaje.....
Mucho me temo que este año va a ver más de un conflicto tiovivero! 
Por cierto, a Alma le chifla eso de dar vueltas (yo acabo mareadísima), pero lo que más le gusta es eso de saludar a su papá cuando pasamos por su lado, tanto es, que una de las veces que sólo estaban padre e hija, la niña no disfrutó ni un ápice pues no tenía a quien saludar con su manilla, y así el viaje no le luce. A ella lo que le va, es uno montado a su lado y otro abajo saludando como idiotas cada vez que la niña pasa....
Os dejo uno de esos looks de paseo navideño de lo más abrigado, no había más ropa que echarme encima,  que si no también me la hubiese puesto, y eso que cuando estás embarazada sueles tener más calor. De momento no es mi caso...
Todo es de temporadas pasadas y que he sacado por aquí cienes y cienes de veces :)







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte este post